LA PAREJA. TIP5: Sanar una relación rota.



Como una boticaria
quisiera usar estos linimentos.
Quita penas para calmarte y refrescarte
cuando el dolor se vuelve contra ti mismo.
Mucho amor para cobijarte de noche
cuando la fiebre abre las heridas sin nombre.



Sanar una relación rota nos lleva inevitablemente a recuperar el amor hacia nosotros mismos.

¿Qué prefieres: olvidar, recordar o seguir creciendo?
¿Qué sentido tiene dar al “play” o al “erase” una y otra vez para activar o desactivar los recuerdos?
¿Quieres borrar la relación o pasar página con el capítulo aprendido?

Atención a enmascarar el dolor. Evadir la realidad no cura sino que auto-destruye poco a poco.

¿Qué otra forma hay de superar esto?

Las relaciones de amor que se rompen son fuertes pérdidas. El fin de una historia de pareja, la muerte de un ser querido, una amistad que se desvanece, un anhelo que no llega.

Describimos relaciones rotas con emociones como tristeza, desilusión, dolor y vacío. La medicina de urgencia es curar el propio corazón. Sumirnos en estos sentimientos es no querer aprender de la experiencia. Empezar de nuevo, con el contador a cero, es abrir el corazón y seguir aprendiendo.

Indagar con consciencia y limpiar las heridas curan los sentimientos. Poco a poco abrimos paso a nuevas relaciones afectivas que sintonizan con el sentido y la esencia. Todos somos únicos. El amor perdido lo es. Tú lo eres. Los que están por venir también lo son. Somos muchos vibrando en la sintonía de los nuevos moldes que facilitan la evolución.

¿Para qué encerrarte en lo viejo negando la merecida felicidad?
¿Qué puedes hacer para aliviar el dolor de la ruptura?
¿Qué sientes que te hace bien?

1.- Decide mirar hacia adelante

No llames, no mires fotos, no dejes a la vista objetos de recuerdos, no contactes, ni por teléfono, ni por internet. Respeta el duelo.

Con manos llenas del ayer no recibimos el mañana.

2.- Cuídate

Adopta una vida saludable. Compra y cocina alimentos con amor. Descansa y duerme regularmente con horarios estables. Practica yoga y/o cualquier ejercicio que te apetezca.

 Una vida saludable elimina el estrés cuando el corazón duele.

3.- Haz cosas que te gustan

Alerta a quedarnos en la inacción porque produce más frustración. Sal, diviértete con amigos, visita exposiciones, apúntate a un curso, una actividad, viaja.

Permite que se haga la pincelada por sí misma.

4.- Conoce gente nueva

Dar con personas adecuadas con las que sientes buen “feeling” y conexión es un regalo.

Cierra tus ojos para ver.

6.- En el trabajo

Sintoniza en este tiempo de un modo especial con tu actividad profesional. Tanto si la tienes, como si no. Tanto si te gusta, como si no. Reinventa para ti nuevas posibilidades. El verano es el mejor tiempo para replantearnos y diseñar la actividad que queremos realizar para vivir.

En el centro de la dificultad está la oportunidad.

7.- Desarrolla el ser creativo que eres

Ponte manos a la obra con esos “hobbies” olvidados: decora, baila, pasea, escribe, sueña.

Las actividades artísticas son intentos de reconciliarnos con la vida.

8.- Paciencia y aceptación

Todo en esta vida es pasajero y el dolor emocional no va a ser menos. Sigue adelante en tu camino, siente el dolor cuando toca y avanza hacia el amor hacia ti mismo. Ríe cuando puedas y llora cuando lo necesites.

La vida es una ola. Crestas. Turbulencias. Calma.

La manera más sana de enfrentar una relación rota es con inteligencia emocional y sentido común. Es más valiente quien decide enfrentarse al desamor que el que quiere enmascarar su dolor de por vida.

Esto es desarrollo personal. Bienvenid@ a Renovar tu Vida!