LA PAREJA. TIP9: Amarse a uno mismo.

Nos gusta creer que, como decían los Beatles, “ All you need is love”.

No hay amor suficiente para llenar el vacío de aquel que no se ama a sí mismo. Cuando afrontamos con valentía nuestros dragones internos, accedemos a nuestros recursos más ocultos.

Amar, al estilo de la canción de los Beatles, no es todo lo que necesitamos. Además, amar no es nada sencillo. Amar a otro, sin pasar por el trabajo interior de aprender a amarnos a nosotros mismos, no es la panacea. Aprender a amarnos se complica porque supone revisar todos los aspectos condicionados que nos alejan del amor y, muchas veces, son pautas inconscientes.

¿Oirían los Beatles esta leyenda?

En un pasado remoto los seres humanos éramos dioses. Abusamos tanto de nuestros privilegios, que la vida decidió retirarnos este poder y esconderlo hasta que realmente hubiéramos madurado. La vida dijo: ¡Esconderemos el poder de la divinidad en lo más profundo del corazón de los hombres, pues es el único lugar donde a muy pocos se les ocurrirá buscar!

¿Cómo sería desde aquí la canción? 

¿Todo lo que necesitas es auto-conocerte?

¿Todo lo que necesitas es revelar los secretos de tu corazón?

La sociedad nos condiciona para creer que el amor hacia nosotros mismos es un acto de egoísmo, vanidad y narcisismo. Esperamos que los demás nos amen para dejar de sentirnos incompletos e insatisfechos. En estos tiempos, nos pasamos el día ocupados del exterior. Nos distanciamos del amor a nosotros mismos porque este espacio reside en la conexión con el interior.

¿Cuántas veces conectas contigo mismo?
Amarse a uno mismo no tiene nada que ver con sentimentalismos ni cursilerías. Se trata de un asunto bastante más complejo y serio. Hace referencia a cómo pensamos y cómo sentimos, qué palabras decimos, cuáles son nuestras actitudes y comportamientos para con nosotros mismos.

Amarse a uno mismo es sinónimo de atención, escucha, respeto, aceptación, valoración, y, sobre todo, de amabilidad con nosotros mismos en cada momento y ante cualquier situación.

¿Cuánto tiempo, dinero y energía dedicas a conocerte y cuidarte?
Amarse a uno mismo es querer mirar para actualizar las pautas inconscientes que surgen con las personas a las que amamos. Estas son las oportunidades que brinda la pareja para darnos cuenta y ser cada vez algo más libres.

¿Quién está en este camino con su pareja?
La pseudopositividad de los tiempos modernos no cura, es una droga intelectual. Para que ocurra la transición real es inevitable desenraizar la basura de nuestras vidas. Sólo entonces la negatividad podrá ser reciclada auténticamente. Sólo así la vida podrá ser vivida y experimentada en toda su plenitud. Sólo así la vida abrirá el escondite del corazón del que habla la leyenda.

¿Cuándo fue la última vez que sentiste realmente paz?
En realidad, lo que nos aleja y nos sume en el desencanto, la insatisfacción y el sufrimiento es vivir en la incoherencia de fallarnos a nosotros mismos. Venimos con un potencial que cada vez se hace más difícil de objetivar si no resolvemos los límites de las etapas del vivir.

Amarse a uno mismo es un compromiso personal e irrenunciable para hacernos adultos en la vida, para sintonizar con la vida que vibra en nosotros y para decidir la vida que queremos vivir. Amarse a uno mismo implica romper el molde de niño o adolescente para entrar en otro más grande, el molde adulto, en forma y fondo.


¿A qué pautas toca decir adiós?
Amarse a uno mismo es dedicar una parte de la energía diaria para meditar y concluir temas pendientes que no te dejan crecer. Es indispensable decir adiós a viejos moldes para encontrar nuevos caminos. Nos resulta más difícil escuchar los susurros de nuestro corazón que decirnos: ¡Nunca más estableceré una relación que ponga en peligro mis estrategias de seguridad y supervivencia!

Amarse a uno mismo es mirar con responsabilidad lo que nos pasa. Lo que nos irrita, desafía, provoca y confronta con la parte menos atractiva de nosotros mismos.

Amarse a uno mismo enfrenta la gran resistencia de romper la cáscara de nuestro falso yo. Hemos aprendido a acorazarnos de tal manera que nos conformamos con las migas de la aprobación y del reconocimiento.

Amarse a uno mismo es liberarse para ser y manifestar las cualidades naturales: espontaneidad, confianza, receptividad, capacidad de afrontar situaciones inesperadas.

El amor es como la luz y el calor del sol. Despierta nuestras semillas aletargadas por las duras cáscaras del ego. El amor a uno mismo es la mejor medicina para despertar del trance, del sueño, del matrix.

¿Qué necesita ser traído a la luz en tu relación de pareja?
Llega un momento en que uno está dispuesto a hacer el camino del corazón. El compromiso con el crecimiento y la evolución es tan grande, que se superan las zonas de comodidad, con un propósito claro de ir hacia adelante. Amarse a uno mismo es como morir y dirigirnos a la luz. 

7 pistas para los Beatles del presente y del futuro 



Todo lo que necesitas es...

1.- Comenzar en el punto donde te encuentras. Ser muy sincero y auténtico.

2.- Despejar las creencias con conciencia y amabilidad hacia ti mismo.

3.- Sentir y abrirte al dolor de estar atrapado en viejos moldes.

4.- Reconocer que el amor es una invitación a liberarte de la prisión.

5.- Hacerte consciente.

6.- Romper la jaula y convertirte en el ser inmenso que realmente eres.

7.- Honrar, cada día y en cada acto, a tu corazón.