Merezco y Confío



¿El pasado te persigue en el presente y condiciona tu futuro? Esta meditación es un abrazo único para soltar los patrones emocionales del pasado y comenzar a vivir desde la plenitud, el amor y la felicidad.

Dile a tu niñ@ interior que estás aquí para atenderle en eso que necesita. Los mayores no siempre entienden, o tienen prisa, o mil circunstancias que se nos escapan.

Dile que eres su yo del futuro, que eres el adulto en quien se convirtirá años más tarde. Que has venido a visitarle, que ahora sabes por lo que ha pasado, tantas situaciones y experiencias vividas.

Dile que es el momento para dejar marchar, que tú también hoy a veces no entiendes ciertas cosas que suceden y no importa, está bien, todo pasa.

Dile que es suficiente abrir las manos y dejar marchar todo aquello que obstaculiza su derecho a merecer amor, alegría y plenitud. Dile que la vida provee, que confíe, que todo está bien como está y que siga adelante.

Dile que siempre estarás con ella, con él. Que sois compañer@s de viaje en este recorrido de la vida, con tantas experiencias; unas que están aquí ya y otras que van a venir.

Dile que siempre puede contar contigo allí donde estéis más allá del tiempo y del espacio. Que la vida es un regalo y que estamos aquí para ser felices.

Busca una fotografía de tu niñ@ y cuando vayas a dormir mírala. La pones bajo tu almohada y duermes en conexión con este abrazo singular. En caso de no tener fotografías, no importa, escribes un mensaje a tu niñ@ lo pones en un sobre y cada noche lo lees y duermes con el mensaje bajo tu almohada.

Mereces una vida libre, feliz y plena. Confía para Renovar Tu Vida!!!

Únete a aomm.tv
Puedes ver y oir la meditación completa (14 mins) en:

 

Disuelve lo desagradable

¿No quieres pensamientos o emociones negativos? Son inevitables y al mismo tiempo naturales. No se trata de atragantarte con ello, ni tragarlo sin más, ni tampoco negarlo. Se trata de atravesarlo. 

En cada dificultad hay una oportunidad de descubrir una cualidad positiva auténtica con la que tal vez no cuentas. 

A través de la respiración y de la focalización de la sensación sentida en el cuerpo, disuelves esa situación te perturba. Una vez atravesada, surge un descubrimiento que se activa con un anclaje para llevarlo a la vida cotidiana.

Únete a aomm.tv  
En poco más de 10 mins realiza esta Práctica de Meditación
https://www.aomm.tv/clases/meditacion/meditacion-guiada-disuelve-lo-desagradable
 

Vídeo-Práctica de Mindfulness

Un viaje para serenar el cuerpo, las emociones y los pensamientos hacia la Atención Plena en 15 mins. Únete a aomm.tv 

Aquí puedes encontrar la primera práctica de 


MINDFULNESS https://t.co/XOP4esWREU 
 y mi biografía personal https://t.co/uNqYS7MIBM 

Observa la sensación de plenitud de una mente en silencio para Renovar tu vida!!! Cuéntame tu experiencia!!!

El viaje a Oresund


Una vez un amigo me contó que no hace falta ir a ninguna parte. Que se pueden vivir mundos entre cuatro paredes. El afuera es una ilusión que creamos desde dentro. Áun así, él sale a escalar. Quizá no pueda experimentar altas cumbres de montaña desde el salón de casa. Uno de los pioneros en surcar el espacio decía: "¿Para qué vamos a la Luna? Para mirar desde allí la Tierra".

No creo en el concepto vacaciones como anestésico compensatorio de una vida insatisfecha. Disfrutar y aprender del viaje del vivir es un asunto diario. ¿Qué sentido tiene esperar a que lleguen un par de semanas al año? No viajo para conocer lugares y hacer click en las listas top que no te puedes perder. Tampoco para hacer fotos sin parar por muy activa que sea en instagram. Viajo para dar un giro de vuelta a la cabeza y conectar con perspectivas nuevas. Viajo para verme y ser vista en los rostros de personas y paisajes.

El puente de Oresund es algo parecido a un viaje lunar. Un fascinante conector. Mitad túnel en isla artificial danesa y mitad puente colgante sueco. Un desafío tecnológico y creativo. El resultado del nada es imposible. Un sueño hecho realidad. Ante tal maravilla se hace difícil no hacerte expectativas. Conocía el puente por la serie Bron/Broen que ví hace tiempo con un ex en posición cucharita.

Como sucede con toda expectativa que se hace mayor de lo que la realidad es capaz de ofrecer, el viaje por el puente de Oresund fue decepcionante. Esperaba ver y sentir mil maravillas al ser engullida por las fauces del Báltico. La evidencia rindió a la ilusión. El tránsito túnel-puente, como aquel ex, no era para tanto. En pocos minutos, menos de lo que dura el trayecto en tren rápido, sucedió una nueva toma de consciencia.

En el viaje a Oresund me he visto en la mirada sin ojos de un puente singular. Ingeniera de mi vida y de mis relaciones. El sueño incompleto que sueña completarse en cada encuentro. El mapa que cambia en cada viaje. La observadora que se deleita con peces que nadan en su profundidad y se zambulle a bucear en el mismo mar. Un puente que conecta con la naturalidad, flexibilidad y transparencia.

Cuando vea a mi amigo le diré que viajo para salir de las cuatro paredes habituales y tomar perspectiva sobre las ilusiones. Cuando vea a mi amigo le diré que viajo para ser la Tierra que se mira desde la Luna. Cuando vea a mi amigo le preguntaré para qué sale a escalar él.

Las pérdidas son puertas a dimensiones nuevas



lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es LAS me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta PÉRDIDAS aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo SON gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias PUERTAS lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es A me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta DIMENSIONES aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo NUEVAS gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias lo que es me doy cuenta aprendo gracias 
 

Limpia tus vínculos

He publicado un artículo en aomm.tv
 
 
Vueltas y vueltas a la maquinaria de la mente pensante. Pensamiento. Acción. Más pensamientos. Más acción. ¿Hacia dónde vamos? La vorágine diaria tiene hambre. El estilo de vida nos devora y convierte en esclavos. ¿Para qué hacer posturas imposibles y sentarnos en inmovilidad de loto?
Todo es yoga. Todo es meditación. Solo que no nos damos cuenta. Estamos enredados y separados. ¿Qué hace el yogui y el meditador? Para, observa, despeja el enredo y conecta con una perspectiva más real y amplia. ¿Hacia dónde? Hacia una vida mejor.
Haz click aquí para leerlo al completo (contiene una práctica) bit.ly/1VGQ25F 

Ya no es perfecta ni quiere serlo

El móvil sonó inesperadamente. Un whatsapp. De él. Dos meses sin noticias. Ahora que dejó de tenerle en mente aparecía en pantalla. Hola, me gustaría verte. El corazón en el sitio y el estómago en calma. No daba crédito. Pulsaciones y grados centígrados estables. ¿Qué es lo que ha cambiado? Repasó su cuerpo con la respiración. De abajo a arriba. De arriba a abajo. Todo en orden. Se sentía tranquila y en paz. Las psicoterapia ha resultado. Se expuso a la prueba definitiva y contestó. Ok! mañana a las 5, café, en P...  .

Había dejado de usar los zapatos de la perfección. Esos de tacón con ocho centímetros de miedos. Miedo a no gustar. Miedo a que no la quieran. Miedo a estar sola. Miedo a dar un paso. Miedo a no darlo. Miedo a fracasar. Miedo a soñar. Miedo a que la quieran (tal cual es). En ocho sesiones de psicoterapia aprendió a pisar la realidad. Dejó de tener los ojos embarrados, la mandíbula apretada y el ánimo en paro. A base de zapato plano, lo subjetivo se hizo objetivo. Ya no quería ser perfecta para sentirse amada. Ahora ella era real.  

Poco antes del encuentro, sonriendo para sus adentros, se puso unas chanclas. Avanzó la distancia de una calle hacia el café. Con el cuerpo firme, las emociones serenas y la mente despejada entró. Se sentó delante de él. Y, entonces, se gustó por primera vez.