¿A qué esperas?

Lola no espera que los efectos del intensivo de yoga y meditación se evaporen en una semana. Tampoco espera la llegada del verano que viene. La creatividad está en el aire y no la va a guardar en la maleta. Lola tiene el propósito de materializar su proyecto personal durante este año.

Juan no espera un adiós más como resultado de otra pérdida brutal. A base de clases diarias desmonta la idea de perecer para merecer. Ahora Juan en contacto con sus cualidades, quiere desarrollarlas para resolver las despedidas acumuladas y dar la bienvenida a un tiempo nuevo.

Irene no espera abandonar sus sueños. Con la práctica de yoga desenmascara al yo ideal. Fluir en el carpe diem mejora aunque no le funciona del todo. Tiene una expectativa nueva, la de no tener expectativas. Su yo auténtico le empuja a soñar mejor, a soñar despierta, a vivir el sueño cumplido y a sorprenderse con el resultado en lo cotidiano.

Lola, Juan e Irene no van a esperar más. Conocen ese final de cada clase que dice -Ahora, poco a poco mueves los dedos de las manos, de los pies, tobillos, muñecas, abres tus ojos y recuerdas seguir conectado con esta sensación- y quieren darle continuidad antes de que desaparezca al doblar la esterilla 0 la primera esquina que les colocoque de nuevo en sus vidas.

Lola, Juan e Irene son alumnos de Aomm.tv y quieren seguir con el entrenamiento después de cada clase en la vida cotidina. Se han comprometido con unas sesiones personalizadas de coaching con mindfulness y neurociencias que ofrece la escuela. Están preparados para renovar sus vidas.

¿Y tú? ¿A qué esperas para Renovar Tu Vida y alcanzar tu auténtico potencial? 

Tal vez esperas a que por arte de magia algo ocurra fuera, o bien, a que deje de ocurrrir. Tal vez esperas a que algún suceso en particular de tu vida la ponga patas arriba y sea inevitable hacer algo. Tal vez esperas a seguir tirando del carro por inercia, total, qué más da, ya te acostumbraste. Tal vez esperas a que el mounstruo de tres cabezas, con más voces que lenguas, siga anestesiado, no sea que lo desmontes y te hagas libre. Tal vez esperas el momento oportuno, ese que nunca llega, para ponerte manos a la obra de tu vida.

O puede que, como Lola, Juan e Irene, no quieras esperar más. Tal vez estés dispuesto a continuar con el entrenamiento en tu vida. Si es así, dedícate unas sesiones personalizadas para Renovar Tu Vida.

Artículo publicado en Aomm.tv