Hablando NO se entiende la gente

Cuando nos entendemos no necesitamos hablar y necesitamos hablar cuando no nos entendemos.
 
Las situaciones enquistadas en el tiempo no se solucionan hablando. Es preferible dar un paso atrás si queremos construir el diálogo.

Un paso atrás para revisar nuestra posición. Las ideas inmovilistas bloquean la posibilidad de que los hechos sean de otra manera. ¿Qué tipo de encuentro buscamos si no cuestionamos las creencias?

Un paso atrás para tomar perspectiva. ¿Cómo llegar a un acuerdo cuando no estamos de acuerdo? Es necesario des-afectarnos por los malestares de la relación y cambiar el enfoque para ofrecer un contenido más claro y objetivo.

Un paso atrás para que las palabras gastadas por el uso se renueven. De poco sirve decir lo mismo de siempre si no admitimos que la misma palabra tiene un significado distinto en función de quien la dice.

Un paso atrás para responsabilizarnos de la parte que nos toca. ¿Cuántas veces vamos a seguir insistiendo en que la solución está en que el otro cambie?

Un paso atrás para darnos cuenta de que cada uno es como es y que todos somos libres para ser lo que somos, pensar lo que pensamos y sentir lo que sentimos. ¿O no?

Avanzamos adelante cada vez que damos un paso atrás. Las mejores acciones se ponen en común cuando sobran las palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario